Importancia del controlador o driver en la eficiencia de una luz LED

October 27, 2016

 

La vida y poder de un LED está relacionada con la corriente constante. La fuente de alimentación o drivers estabilizan y proporcionan protección térmica a los LED.

 

A diferencia que una bombilla fluorescente o incandescente pero “al igual que la mayoría de los electrodomésticos”, los LED no necesitan conectarse directamente  a la corriente, porque necesitan utilizar un drivers o fuente de alimentación. Este componente se encarga de transformar la tensión que recibe de la red eléctrica local a las necesidades específicas de la iluminación  LED.

 

“La Guerra de las corrientes en los LEDs“

 

La mayoría de los LEDs trabajan normalmente con corriente continua (CC), por lo que, si queremos que trabaje con una instalación de corriente alterna (CA) “que es la que tenemos en casa y en la mayoría de instalaciones” necesitamos de un controlador (driver) que convierta la CA en CC y que a su vez disminuya el voltaje.

 

Recordemos un poco la llamada “guerra de las corrientes”, que tuvo lugar a finales del siglo XIX en la década de 1880 entre los partidarios de la corriente alterna (CA) y los de la corriente continua (CC). Thomas Edison defendía la superioridad de la corriente continua e incluso llegó a inventar la silla eléctrica, que funcionaba con corriente alterna simplemente para desprestigiarla y crear mala fama. En el bando de la corriente alterna estaban George Westinghouse y Nikola Tesla, que para demostrar la seguridad de su apuesta se prestó a que una CA  atravesará su cuerpo ante los medios. Finalmente acabó por imponerse la corriente alterna, más fácil de transportar y con mayor versatilidad.

 

¿Qué hacen los driver en una lámpara LED?

 

Ya sabemos que los controladores o drivers transformar la corriente alterna (CA) en corriente continua (CC), el controlador o driver también debe adaptar el voltaje de salida a las necesidades del LED. Los LED debido a su baja impedancia, funcionan a una tensión de corriente baja, por lo que una tensión elevada no sólo no funcionaría sino que los quemaría.

 

Los controladores o drivers no son necesarios, en los LEDs instalados en linternas a pilas, ya que la corriente de salida de una pila es muy baja en comparación con la red eléctrica. Dicho de otro modo: la corriente de salida de una instalación eléctrica supera por mucho los miliamperios que necesita un LED para emitir luz. El controlador o driver es el encargado de rebajarla sin desperdiciar energía, manteniendo la tensión constante y atenuando la generación de calor.

 

Los LED son muy sensibles a las alteraciones de corriente, por eso es necesario que los controladores o drivers estabilice la tensión, lo que a su vez estabilizará el flujo lumínico (intensidad y color) y la temperatura del LED.

 

Los controladores o drivers son esenciales ya que de ellos depende en gran medida el aprovechamiento real de la energía eléctrica consumida por un LED. Una fuente de alimentación apropiada influye en la eficiencia, la estabilidad de la luminaria y optimizará la vida del LED.

 

¿Qué utilizar Drivers internos o externos?

 

En la mayoría de las ocasiones los controladores o drivers se encuentran instalados en la propia lámpara LED y no es visible. Por lo general en lámparas pequeñas o aparatos de uso doméstico. Esto facilitara su instalación.

 

En lámparas y luces LEDs de alta potencia y aplicaciones destinadas a usos industriales, constituidas por múltiples chips LED, los controladores o drivers son externos y regulan la potencia de varios chips a la vez: la tensión se irá regulando automáticamente en función de la cantidad de LEDs que se conecten. Los drivers externos tiene la ventaja de que son fácilmente sustituibles.

 

Importancia del controlador o driver en la eficiencia de una luz LED

 

El controlador o driver de un LED debemos asegurarnos maximizar la eficacia o cero pérdidas de energía en la utilización del LED. el aprovechamiento real de la energía eléctrica consumida se mide por el valor del factor de potencia (PFC o Power Factor Correction). Si el valor es igual a 1 eso se entiende como que toda la electricidad que llega a la fuente de alimentación se ha aprovechado al máximo. Si es de 0,5 eso quiere decir que la mitad de energía eléctrica se ha desaprovechado en la conversión.

 

Al adquirir un iluminación LED hay que tener cuidado y asegurarse de que el controlador o driver incorporado sea de calidad. Un LED puede tener una vida útil de hasta 100.000 horas, pero si tenemos que cambiar el driver cada 5.000 horas, no estamos optimizando nuestra inversión. Los fabricantes especializados como Meanwell que son los mejores en este ámbito de la iluminación LED,esto si queremos asegurar nuestra inversión.

 

Muchos proveedores de soluciones LED optan por diseñar y construir sus propios drivers. Lo que puede parecer una ventaja, en realidad suele revelarse como un error, ya que suelen fallar más que los drivers de fabricantes especializados, que además pueden reemplazarse más fácilmente.

 

Los controladores o drivers son cruciales para ayudar a los sistemas de iluminación basadas en LED alcanzar su pleno potencial en términos de larga vida útil, eficiencia energética y otras características beneficiosas. Un controlador LED debería durar tanto como el propio LED.

https://onlinemeanwell.com/

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

¡MEAN WELL Power Supplies Ganó el Premio 2017 de excelencia en Taiwán!

December 27, 2016

1/2
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square